Secar vaso

#Trucos 09 noviembre 2013

Cuando queremos rallar un ingrediente (azúcar, pan, queso, garbanzos...), es necesario tener el vaso y las cuchillas bien secos. Tanto para que no se nos humedezca, como para que no se nos quede pegado en las cuchillas después de rallar.

Para eso, el vaso el fácil de secar, sólo tenemos que desmontarlo y secar con un papel de cocina, que es mucho más absorbente que un paño. Pero, ¿qué pasa con las cuchillas? Como no son tan fáciles de acceder con un papel, lo que haremos será montarlas, colocar el vaso en la base, cerrarla tapa, poner el selector en vaso cerrado y darle 4 ó 5 golpes de Turbo. De esta manera, el agua saltará hacia las paredes del vaso y se quedarán secas.

Y ahora, ¡¡a rallar, moler o pulverizar!!