Cómo conseguir la textura de un auténtico Helado con Thermomix®

#Postres y dulces 13 julio 2014

Hola a todas, hoy me gustaría compartir con vosotras algo que descubrí hace relativamente poco.  Cómo conseguir esa textura que tienen los helados que encontramos en el mercado. Sabéis que los helados que hacemos en casa tienen una serie de características muy interesantes entre las que podemos destacar lo saludables que son por no contener ni conservantes, ni colorantes y lo económicos que nos salen con nuestra Thermomix® . No sé a vosotras, pero a mi cuando saco el helado del congelador para servirlo me gusta poder comerlo en seguida y no tener que sacarlo mucho tiempo antes porque  está hecho un bloque, se ha cristalizado  ¿Cuál es el secreto para que el helado tenga esa textura cremosa? Bueno, pues es algo tan sencillo como  el azúcar invertido, la receta la tenemos en el recetario de Thermomix® , y me he permitido copiar los ingredientes para que no tengáis que buscar y además yo misma lo he hecho y así es como me ha quedado. Os puedo asegurar que es una pasada y tiene más utilidades que paso a relataros.

                          Azúcar Invertido

Cómo conseguir la textura de un auténtico Helado con Thermomix®

Ingredientes:



  • 150 gr de agua embotellada

  • 500 gr de azúcar blanquilla

  • 1 cucharadita de zumo de limón

  • 1 cucharadita rasa de bicarbonato sódico.


Preparación:

  • Pon en el vaso el azúcar, el agua y el zumo de limón y programa 10 min/Varoma/vel 2.

  • Deja que baje la temperatura a 50ºC. Te aconsejo que para que sea más rápido quites el Vaso de la Máquina y lo dejes que enfríe, entre 20-30 minutos, puedes ir probando a poner el Vaso en la Máquina que te irá marcando la temperatura, acuérdate que la Máquina tiene que estar encendida para que marque la temperatura.

  • Cuando marque los 50ºC. incorporas el bicarbonato sódico y mezcla 10seg/vel 4. El líquido se volverá blanquecino, pero después de reposar quedará transparente. Si os queda una película blanca espumosa en la superficie, retírala y después guarda el azúcar invertido en un bote de cristal, o tarro hermético, a temperatura ambiente dura entre 10-12 meses.


El azúcar invertido posee un 30% más poder  endulzante que el azúcar común, por consiguiente necesitaremos  menos cantidad, esto equivale a menos calorías. Lo puedes utilizar:

  • Para hacer más cremosos los helados y los sorbetes, y que no cristalicen. Aquí podemos sustituir un 25% del azúcar, por azúcar invertido. Ej. Si la receta nos dice 200gr. de azúcar, ponemos 50gr. de azúcar invertido y el resto 150gr. de azúcar normal.

  • Para que los bizcochos queden más húmedos y de ésta forma se mantengan más tiempo, blandos. Aquí podemos sustituir entre un 10% y un 20% del azúcar que nos indique la receta. Ej. Si la receta dice 200gr. de azúcar podemos utilizar entre 160gr. y 180gr. de azúcar normal y el resto hasta los 200gr. de azúcar invertido.

  • En las masas de panadería, para acelerar el proceso de fermentación, retener la humedad, aumentar el sabor dulce, y dar color más rápidamente. Aquí podemos sustituir un 50% del azúcar que nos diga la receta por azúcar invertido. Ej. si la receta dice 100gr. de azúcar, podemos poner 50gr. de azúcar normal y 50gr. del azúcar invertido.